La frase de Iker Jiménez sobre las vacunas que ha provocado una lluvia de críticas

El presentador ha confesado algo en sus redes y los usuarios le explican por qué no tiene razón
La frase de Iker Jiménez sobre las vacunas que ha provocado una lluvia de críticas

Tiempo de lectura: 3’

Una vez más Iker Jiménez es protagonista de una nueva polémica que golpea en las redes sociales. En esta ocasión, por un tuit sobre las vacunas que ha provocado una ola de comentarios en su contra. El presentador de Mediaset lanzaba un mensaje junto a un artículo en el que se explicaba por qué la mayoría de los hospitalizados por Covid-19 en estos momentos son ya vacunados. Y cómo este es un hecho que va a ir en aumento con el paso de las semanas. "Debo ser muy tonto, porque no lo entiendo", era la frase con la que sembraba la discordia en Twitter, que se llenaba de usuarios explicándole el asunto de la manera más clara posible y cargando las tintas contra él.



Como decimos, esa red social que está llena de 'expertos de sofá', se lanzaba a darle unos cuantos 'zascas' ante lo que para ellos era más que obvio. Rescatamos algunos de esos mensajes que recibía casi de manera inmediata a que compartiera ese artículo con las palabras de que no entendía nada de nada y en los que se subrayaba la falta de inteligencia de Iker.









La respuesta de Iker al revuelo

Ante la cantidad de mensajes rebidos en los que se le tachaba de andar escaso de entendederas, Jiménez se veía en la obligación de dar réplica con una serie de contundentes mensajes. "Me hace gracia ver perfiles llamándome tonto -lo soy comparado con muchos lumbreras- que jaleaban en marzo de 2020 que esto 'era solo una gripecilla y no hace falta mascarillas'. Me llamaban tonto entonces por ser de los pocos que indicaban que no se estaba diciendo la verdad", era el primero de los textos con los que se defendía de las masas furibundas y entendidas que estaban tratando de darle lecciones.



"Recuerdo cuando @PabloFuente en el programa en febrero del 20 imploraba que no se hiciera caso del mensaje 'una gripecilla y no hace falta mascarilla' y que se pusiera uno hasta un trapo. Los palmeros aplaudían todos el mensaje oficial y acientífico. Nos quedamos bien solos y los ataques y amenazas personales fueron de toda la turba que nos llamaba 'alarmistas' y 'mentirosos'. Nuestro pecado fue hablar desde enero con los científicos que sabían lo que venía. Mientras el sistema se reía. Aquí nadie nos creyó. Excepto unos pocos que desconfiaban...", continúa contextualizando la situación.



"Mi desconfianza la llevo en la sangre. Sobre todo cuando veo dar lecciones a aquellos que sin atisbo de vergüenza aplaudían la mentira con conocimiento de causa. Y ahora siguen dándolas. Intentaron borraros pero no se pudo. Porque pasó lo que tú y un grupo de valientes decían", se puede leer en otro de esos tuits con los que se defiende Jiménez ante los ataques recibidos durante el fin de semana.



"Los mismos que intentaron sepultar lo que contábamos con todos sus medios. Es curioso que fuese yo quien dejase mi trabajo por proteger al equipo y me marchase a casa para hacer #LaEstirpedelosLibres y seguir informando. En ese momento los palmeros ya aceptaban la nueva verdad", zanja tras lo que, asegura, ha sido un experimento para ver cómo reaccionaban esos tuiteros de los que no tardaba en obtener respuesta.



También te puede interesar...

La gran novedad que introduce el programa de Iker Jiménez, 'Informe Covid', tras cambiar su día de emisión

“Los jóvenes no sois invencibles”: La conmovedora historia de Marc Gil y sus 60 días en la UCI por coronavirus

MegaStarFM