¿Qué pasó con las cantimploras zumrok?

Recordamos uno de los productos 'estrella' de los kioskos y puestos que venden golosina de nuestro país
¿Qué pasó con las cantimploras zumrok?

 

Tiempo de lectura: 2’

Las Cantimploras Zumrok eran una de las chucherías más codiciadas entre los pequeños de la casa. Sobre todo, entre aquellos a los que les gustaba darse un capricho a la hora de la merienda y disfrutar de un buen rato entre amigos. Eso sí, también era uno de los productos más caros en los kioskos de nuestro país. Si incluías en tu bolsita de 'chuches' una de estas cantimploras te quedabas bastante pobre. En Madrid se calcula que costaban 25 pesetas.

Otra de las cosas que quiero que recuerdes es cuáles eran sus componentes principales: agua, azúcar, ácido cítrico, estabilizadores, edulcorantes, conservantes, aromas autorizados, colorantes, conservantes y concentrados de frutas. Uno de los atractivos de esta deliciosa bebida era su bajo nivel calórico, 2.86 kcal por cada 100 ml. Para que te hagas una idea, tal era la fama que tenían estas cantimploras que cuando adquiríamos una de ellas, parecía que estabas comprando tratando de hacer una inversión a largo plazo. Es más. Había algunas personas que, para disfrutar de su sabor durante más tiempo, dosificaban la bebida en dos ocasiones. Para ello, guardaban el recipiente en la nevera y trataban de aprovechar la cantimplora durante varios días.

Pero me he guardado un detalle esclarecedor sobre esta merienda 'estrella'. Las cantimploras zumrok tenían una pequeña parte en el envase que se podía rascar.... y ¡Podías llevarte un premio! Seguro que lo recuerdas. Te convertías en el niño más feliz del punto si leías esa frase que decía "otra cantimplora gratis". Acudirías, seguro, corriendo hasta tu kiosko de confianza para adquirir de manera gratuita otra. Un lujo. No todos pueden contarlo.

La buena noticia es que el paso del tiempo no ha provocado la desapareción de estas cantimploras, pero sí se han reconvertido. La compañía que fabrica esta golosina líquida presentaba hace un año su nueva imagen. Así lo hacían: "¿Eres único? Cantimplora Zumrok también es única, es la única y original. Ahora, cada cantimplora incluye muchos más regalos directos para niños y comerciantes. Cada bandeja de cantimploras irá acompañada de dos Burmax Flax en su interior. ¡Rechaza imitaciones!", añadían desde la compañía.

Los regalos directos se recogen en la actualidad en el punto de venta. Entre ellos, se podrá elegir entre una riñonera, una tarjeta Paysafecard con un bono de 10 euros, un mini altavoz o una lámpara 3D. Pero es que además, existen los 'megapremios', dónde se podrá escoger entre una videoconsola, una tablet, o un reconocido smartphone.

Como hemos podido comprobar, estas cantimploras han sabido adaptarse a los nuevos tiempos, proporcionando a sus nuevos clientes (dado por el cambio de generación) productos atractivos para que traten de hacerse con el codiciado teléfono móvil o la mejor videoconsola que existe en el mercado. Por suerte, las cantimploras siguen haciendo soñar a miles de niños.

MegaStarFM