Anna Ferrer confiesa: "Tengo que demostrar x2 lo que valgo y quién soy"

La influencer declara que siente mucha presión por su apellido en stories de Instagram
Anna Ferrer confiesa "Siempre me he impuesto que tengo que demostrar x2 lo que valgo y quién soy"

Tiempo de lectura: 3’

Anna Ferrer lleva expuesta a las cámaras desde pequeña y eso tiene sus consecuencias. Ahora, siendo influencer y teniendo el "control" de lo que sale en redes, ha decidido realizar un 'preguntas y respuestas' y responder con total sinceridad a las preguntas de sus seguidores. El tema sobre el que más han preguntado es cuáles fueron los problemas que le ha causado ser hija de quien es y ha respondido con claridad. Además, nos ha contado aspectos que no conocíamos de su vida privada.

La presión de su apellido

Anna Ferrer se ha erigido en un auténtico referente de las redes sociales en nuestro país. Sus publicaciones son seguidas por más de 700.000 usuarios, que buscan su naturalidad y sus originales ‘looks’. La ‘influencer’, además, también ha dado un importante paso como empresaria al crear su propia marca de ropa: ‘Nonina’. Aspectos que, sin ningún lugar a dudas, hacen de Anna una emprendedora de primera. Sin embargo, ser hija de Paz Padilla la ha condenado a ser analizada con lupa y a ser juzgada de forma continua. Por eso, gracias a las preguntas de sus seguidores hemos podido conocer qué tal lleva esa injusta presión.

¿La gente te juzga por ser hija de quien eres y lo que puedas hacer?”, era la pregunta de uno de sus ‘fans’. A lo que Anna contestaba con rotundidad: “¡Sí! De hecho tengo varias preguntas diciéndome si creo que estoy donde estoy por ser hija de quien soy. Y no solo los demás, yo misma siempre me he impuesto que tengo que demostrar x2 lo que valgo y quién soy”. Y es que, son muchos los hijos de famosos de nuestro país que están sometidos a la misma crítica. Una gran injusticia que siempre obvia el esfuerzo y el trabajo que llevan detrás de sus éxitos.

  • item no encontrado


Sé de sobra que hoy no estaría aquí contestando estas preguntas de no haber nacido como he nacido, pero también tengo claro que llevo muchos años ya labrándome mi camino, que muchas me seguís por cómo soy yo, y no solo en Instagram, también en todos los trabajos fuera de redes que he tenido. Habrá gente que haga comentarios con la intención de hacerme daño, pero la primera que es dura consigo misma en este tema soy yo, pero estoy trabajando en darme el mérito que me merezco por mi trabajo, independientemente de las circunstancias que me rodean”, añadía la ‘influencer’.

Trabajo, manías…

Muchas otras preguntas han ido encaminadas a tratar de enteder en mejor medida cómo funciona su trabajo y cómo resuelve la presión de tener que estar tan expuesta en las redes sociales. “¿No te cansa tener que estar subiendo tu vida a las redes?”, era otra de las preguntas que recibía la empresaria. “¡La verdad es que no! Llevo muchos años ya compartiendo mi vida con vosotros, y lo hago siempre que me apetece. No me he cansado nunca, la verdad. Me divierte mucho hacerlo, igual que me gusta ver a las demás. Siempre lo digo, pero creo que he conseguido mostrarme por aquí muy real, y eso me hace feliz. Siento que me queréis como soy y eso es muy bonito”, contestaba Anna.

Pues en lo que más trabajo e invierto mi tiempo es en mi marca @noninazhr. Pero también creo contenido aquí. A veces remunerado, pero la mayoría no, y eso incluye también algunos viajes, que aunque parezcan vacaciones, también son trabajo. No me puedo sentir más afortunada por dedicarme a algo que me llena tanto y me permite vivir experiencias increíbles y explotar mi creatividad al máximo”, resolvía las dudas de otros usuarios que no entendían a qué dedicaba el tiempo si estaba siempre viajando.

En otro sentido, muchas otras cuestiones han ido encaminadas hacia su vida privada. Problemas, manías… Anna no come nada que lleve gluten y ha explicado cómo fueron sus comienzos con esta limitación alimentaria: “Pues al principio me negaba un poco, y aún sabiendo que me sentaba mal, comía gluten y lactosa y al rato me arrepentía. Luego entendí que no pasa nada por renunciar a ciertos alimentos, y que hay muchas, muchas opciones sin. Además, yo soy celiaca, por lo que es aún más sencillo para mí. Aquí añado que @ivssss_ me hizo entender que era un poco estúpido comer cosas que me sentaban mal”. Y, precisamente, en relación con la comida, la ‘influencer’ ha detallado cuál es una de sus manías más grandes: “Siempre, siempre, siempre muerdo la cuchara o tenedor cuando como. Me da grima hacerlo con los labios, y lo hago con los dientes. Todo el mundo odia que lo haga, pero no me doy cuenta”.

  • item no encontrado



También te puede interesar...

Paz Padilla explota contra María Patiño en directo: "Hay veces que el humor hiere"

MegaStarFM