¿Qué riesgos añadidos tiene para nuestra piel tomar el sol en la terraza de casa?

El confinamiento afecta a nuestra piel, con lo que la exposición ahora al sol puede comportar algunos riesgos
¿Qué riesgos añadidos tiene para nuestra piel tomar el sol en la terraza de casa?

 

Tiempo de lectura: 2’

En las últimas semanas, muchos son los que han tenido que conformarse con disfrutar del sol a través de un cristal o en su terraza. Aunque ahora ya se puede salir a la calle, hay limitaciones, con lo que aún seguimos exprimiendo al máximo estos espacios de la casa. Pero no debemos de bajar la guardia. A nadie se le escapa que hemos estado confinados en nuestra casa, sin adaptar nuestra piel al sol y que exponernos en la terraza, sin tomar medidas, puede comportar serios riesgos.

MISMOS RIESGOS QUE EN LA PLAYA

Los riesgos de tomar en sol en nuestra terraza son "exactamente los mismos que cuando nos exponemos al sol en otra situación", explica a cope.es el doctor Pedro Rodríguez, de la Clínica Dermatológica Internacional. "Podemos quemarnos igual que si estuviéramos en la playa, dependiendo igualmente de la hora y del tiempo de exposición". Pero hay más. Influye también la geografía. "En lugares como Madrid, la exposición es más alta de lo que parece, por la altitud de la ciudad y la sensación puede ser engañosa".

Y muy importante, las superficies circundantes que hace que cambie la forma en que se reflejan en nuestro cuerpo los rayos del sol. "La arena de playa refleja aproximadamente un 20% de la radiación, el asfalto un 5%, el césped un 25%, la nieve hasta un 80%, por eso nos quemamos con tanta facilidad en la montaña nevada. Por eso, dependiendo de los materiales de nuestra terraza, podemos quemarnos con menos, pero también con más facilidad que en la playa".

Además, añade a cope.es el doctor Agustín Buendía, dermatólogo de la AEDV (Academia Española de Dermatología y Venereología), “debemos de tener especial cuidado con las primeras exposiciones". "Esteaño al no haber salido a la calle, no se ha producido esa la fotoadaptación necesaria de la piel", advierte.

¿CUÁL ES LA MEJOR HORA PARA TOMAR EL SOL?

Tanto las primeras horas de la mañana como las últimas de la tarde, son las más "adecuadas", aunque si queremos buscar la síntesis de vitamina D "es conveniente exponerse en las horas centrales, pero siempre por muy poco tiempo, empezando por 5 minutos y no sobrepasando los 15, tres veces por semana", explica el dermatólogo.

¿DEBEMOS USAR FOTOPROTECCIÓN EN LA TERRAZA?

Ponerse protección solar en largas exposiones resulta fundamental para evitar el daño solar, al igual que si "estuviéramos tomando el sol en la misma playa", aunque si tomamos el sol para buscar la síntesis de la vitamina D -respetando los tiempos bajos de exposición- no sería necesario, ya que impediría asimilarla, añade el doctor Buendía.

Con los niños debemos de tener especial cuidado ya que en ellos las quemaduras son un factor de riesgo muy importante, que puede incidir en el "desarrollo de cáncer del piel en la edad adulta".

Y si llegamos tarde y los rayos del sol ya han hecho mella en nuestra piel, "debemos enfriar la zona con una ducha o toallas frías, y después, dependiendo del grado, aplicar una crema reparadora o incluso un tratamiento antiinflamatorio (en crema u oral)", concluye el doctor Rodríguez.

MegaStarFM