Los cinco alimentos básicos para hacer tu desayuno más saludable

El desayuno es la comida más importante del día y debe ser saludable para empezar nuestra jornada con energía
Los cinco alimentos básicos para hacer tu desayuno más saludable

 

Tiempo de lectura: 2’

El desayuno es la comida más importante del día porque nuestro cuerpo necesita energía para poder afrontar la jornada de trabajo o la práctica diaria de deporte. Es importante que ingiramos alimentos saludables para favorecer el rendimiento, la concentración y la memoria.

Estos son los alimentos más saludables para tu desayuno

Un café con leche acompañado por una tostada, galletas o algún producto de bollería, o si eres más de chocolate, una taza de leche con cacao. El nutricionista Anthony Berthou, explica en ‘Yuka qué alimentos hacen que tu desayuno sea saludable.

Los desayunos salados son más recomendables que los dulces porque consumir una fuente de proteínas por la mañana ayuda a fomentar la producción de dopamina, es decir, el neurotransmisor que estimulará nuestro despertar y motivación para el día. Aunque no solo eso, los alimentos ricos en proteínas ayudan a que te sientas saciado durante más tiempo y evita que tengas ganas de ‘picotear’ durante la mañana.

Los alimentos con proteínas 

Los huevos contienen proteínas y son ricos en vitaminas, aunque se pueden sustituir por otros alimentos animales o vegetales que pueden aportar esa cantidad de proteínas que necesitas.

  • Proteínas animales: Una loncha de jamón de calidad, 30 gramos de queso de cabra (preferiblemente de cabra u oveja) o un yogur (de cabra u oveja).
  • Proteínas vegetales: yogur vegetal de soja, semillas de chía, semillas oleaginosas (almendras, nueces, anacardos, etc.)

Alimentos con grasas buenas para un desayuno saludable

Las almendras, las nueces y las avellanas son alimentos que contienen las grasas correctas para nuestro organismo en especial, los omega 3 y los omega 9 porque ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares y la diabetes. Estas proteínas desarrollan un papel en el desarrollo del cerebro, los músculos y los huesos.

En tu desayuno puedes comer 30-50 g de una mezcla de nueces y almendras, que te proporcionará omega 3, fibra y magnesio. Para un aporte interesante de grasas de calidad, puedes optar por semillas de chía, semillas de calabaza, o el aguacate.

Si te gustan las tostadas puedes sustituir la mermelada por semillas de algunos frutos secos como almendras, avellanas, anacardos o cacahuetes.

La fruta en tu desayuno saludable

Los zumos no aportan la misma cantidad de fibra a tu cuerpo que si comes una pieza de fruta. Además, masticar la naranja, la manzana o la fruta que elijas para tu desayuno, fomenta la saciedad. Los zumos no solo tienen menos fibra sino menos vitaminas.

Los cereales y el pan tostado

El consumo de cereales puede ser prescindible en tu desayuno si con el resto de alimentos contienen las suficientes proteínas y grasas de calidad.

Pero si te resulta difícil dejarlo, intenta dar preferencia a los productos con base de cereales con un bajo índice glucémico, como el pan de harina integral o semiintegral organiza o el muesli tradicional, es decir, una mezcla a base de copos de avena o de espelta, por ejemplo.



Té verde en tu desayuno

Hidratar el cuerpo a primera hora de la mañana es imprescindible y el té verde puede ser una opción para disfrutar de un desayuno ideal. Es muy rico en antioxidantes y estos compuestos ayudan a prevenir varias enfermedades como el cáncer o las enfermedades degenerativas.

El té contiene cafeína y genera un efecto beneficio en el celebro mejorando la atención la memoria.

El café también está compuesto por antioxidantes, pero su consumo debe ser con moderación porque el exceso aumenta el riesgo de sufrir problemas cardiovasculares.

MegaStarFM