Aprende a preparar estos deliciosos croissants caseros

¿Te aburres en casa durante el confinamiento? Anímate a poner a prueba tus dotes como repostero con este dulce tan suculento
Aprende a preparar estos deliciosos croissants caseros

 

Tiempo de lectura: 2’

Seguro que estás aprovechando este confinamiento para hacer un montón de cosas: leer, ver series, hacer ejercicio, comunicarte con los tuyos por videollamada... ¿Te has animado a cocinar? Es posible que sí, tanto tiempo en casa da para mucho. Tanto si eres cocinillas como si no, en Tutoriales COPE tienen un reto culinario para ti.

Es tan sencillo que puedes ponerte manos a la obra con los niños si tienes hijos y no sabes qué más hacer para que estén entretenidos estos días. Seguro que consigues su ayuda sin mucho esfuerzo, porque te traemos un ejemplo práctico de repostería para toda la familia. En este artículo vamos a demostrarte que no hace falta marcharse hasta Francia para degustar unos croissants en condiciones. Es más: puedes elaborar una versión casera de estos dulces sin salir de tu cocina.

¿Cómo? Lee y, por supuesto, échale un ojo al vídeo que te hemos preparado para la ocasión. ¡Ser pastelero por un rato nunca fue tan fácil!

Ingredientes

  • Un paquete de masa de hojaldre
  • Un huevo
  • Agua dulce (se consigue con azúcar líquida o edulcorante)

Manipula la masa de los croissants

Una vez que hayamos extendido la porción de masa que vayamos a utilizar para elaborar los croissants, debemos cortarla por la mitad con un cuchillo. Tras dividirla, hacemos pequeños triángulos en cada parte del hojaldre y les damos forma enrollándolos.

El baño de los croissants

Batimos un huevo y vamos aplicándolo con una cuchara o brocha a los croissants. Como hemos puesto a calentar el horno antes de dar forma a la masa y bañar los croissants, ya podemos meterlos allí.

Hornea los croissants

A mayor temperatura, menos tiempo hace falta que tengamos los croissants en el horno. Lo ideal es que estén entre 20 y 40 minutos, según los grados a los que los hayamos puesto a calentar: deben oscilar entre 180 y 225. Eso sí, conviene controlar a ojo los croissants para saber cuándo sacarlos del horno de forma definitiva.

Aplica el agua dulce a los croissants

Al sacar los croissants del horno, les aplicamos el agua dulce y... ¡voilà! Ya están listos para comer. ¿Te animas a intentarlo tú? Siempre puedes contarnos en los comentarios qué tal ha ido la cosa. Ahora te toca a ti poner en práctica lo aprendido en este tutorial y, sobre todo, pasártelo bien en la cocina con esta receta tan dulce.

MegaStarFM