La aplaudida reflexión de Lola Índigo sobre los cuerpos reales: "Qué aburrido vivir posando..."

La cantante deja claro que no tiene miedo a enseñar su cuerpo, y explica cómo ha aprendido a gestionar el tema para que no le afecte
Lola Índigo y su lucha contra las críticas sobre su cuerpo: "Qué aburrido vivir posando..."

Tiempo de lectura: 2’

Lola Índigo se ha presentado a sí misma ante el público cómo lo que nadie imaginaba que sería esta explosiva artista en el pasado, esa jovencita del colegio, no muy exitosa con los niños y algo acostumbrada a no gustar demasiado introduciendo estrofas en sus canciones como aquella de “soy aquella niña de la escuela, la que no te gustaba,¿ me recuerdas? Ahora que estoy buena paso y dice ‘¡oh, nena!’”

Todo un himno para todas las personas que han sufrido bullying durante años y que ahora se han convertido en personas bellas por fuera y por dentro, que se aceptan y quieren por encima de las opiniones de los demás. Empoderada y renovada ha conseguido desnudarse metafóricamente en su documental ‘La Niña’ en el cual habla como no siempre tuvo tanta fortaleza mental para enfrentarse a las críticas sobre su físico, llegando a padecer un trastorno alimenticio en el pasado cuando trabajaba y se formaba en el competitivo mundo del espectáculo como bailarina en China antes de saltar a la fama.

Recientemente ha concedido varias entrevistas explicando el proceso de sanación que ha tenido consigo misma y sus complejos que ha llevado a cabo hasta acabar copando vallas publicitarias y marquesinas de autobuses desnudándose, esta vez no de forma metafórica, pues ha protagonizado la campaña de una conocida marca de bikinis y ropa interior. Una campaña donde los complejos no tenían cabida y en los que posaría escasa de ropa negándose en rotundo a cualquier retoque de photoshop, pues quería visibilizar su cuerpo de forma real.



‘El Body Positive’ al que acostumbramos ahora, que visibiliza y aplaude la belleza natural y real alejada de los cánones estéticos no es algo que siempre haya estado a la orden del día. Y de hecho no lo está actualmente, pues la cantante de 'Lola Bunny' sigue recibiéndo muchísimo odio desde las redes sociales, personas que todavía critican su aspecto y se atreven a llamarla gorda o incluso acusarla de falsear sus fotografías publicitarias de esta campaña por considerar que su cuerpo no es el que aparece en la imágen.

Algo que ha explicado ella misma a través de una publicación de Instagram donde se muestra con el bikini naranja famoso de su campaña, y pone el foco en que una perspectiva, luz o pose puede hacer en una foto, y poniendo poses de lo más naturales nos muestra como la celulitis, la flacidez o las arrugas en el estómago son algo de lo más normal en los cuerpos naturales. "A veces una pose lo es todo, pero que aburrido vivir posando. I love my body and everybody" . Todo un discurso en muy pocas palabras,que promueve quererse, aceptarse y dejar de vivir obsesionados con nuestros cuerpos. Las personas son diversas, la piel tiene textura, arrugas, celulitis y estrías. Y eso está bien y es normal, porque no tenemos por qué ser perfectos y vivir bajo en yugo de la dieta y los retoques estéticos.



En otra ocasión, llegó a afirmar para ELLE: "La delgadez no es lo normal para mí. Afortunadamente ahora ya hay muchos más cuerpos diversos, hay más variedad: Nathy Peluso, Rosalía y yo misma somos ya cuerpos normativos, aunque todavía hay gente que sigue llamándome gorda". Lola Indigo es todo un ejemplo de cómo se debe hablar claro de poner límites en eso de someter a las mujeres a un único canon que deben cumplir para resultar atractivas o exitosas.

MegaStarFM