El antes y el después de la estética de Rosalía: del flamenco a su tendencia por lo asiático en 'Motomami'

La cantante no solo ha pegado un cambio en su música, sino también a su gusto por la moda con toques asiáticos
El antes y el después de la estética de Rosalía: del flamenco a su tendencia por lo asiático en 'Motomami'

Tiempo de lectura: 2’

Rosalía es una de las artistas más impresionantes y completas del panorama musical actual. Se presentó ante el mundo como una auténtica amante de sus raíces españolas, poniéndose el mundo por montera, nunca mejor dicho, la artista se colocó toda la estética flamenca llena de volantes y el imaginario del toreo ante el escenario del mundo con su exitoso ‘El Mal Querer’.

De esta guisa se metió a medio mundo en el bolsillo con su icónico ‘Trá, Trá’, casi a golpe de 'zapateao', exportando al universo entero sus 'looks' transgresores que tenían cierto regusto a tablao flamenco del sur, y que la valió para numerosas críticas, pues al ser catalana, la consideraban que se estaba apropiando culturalmente de la estética andaluza y el flamenco, algo que no le importó en absoluto a la intérprete de ‘Malamente’ pues ha demostrado como lo de ella es mezclar e innovar sonidos, géneros, conceptos y estéticas y ha causado el mismo furor con la vuelta de tuerca que le ha dado a su música y estilismos con la presentación de su último trabajo ‘Motomami’, una evolución natural y sin reservas de una artista que ya no tiene miedo de mostrar cómo una estética determinada ha influenciado en sus creaciones.

'Adiós' a lo flamenco, 'Hola' a lo asiático

Rosalía es si cabe una de las pocas artistas que consigue transformar en propio todo de lo que bebe, capaz de darle la vuelta al concepto japonés de moda, ha conseguido que tres o cuatro guiños asiáticos mezclados con cuero y sonidos de motores conviertan algo típico en un significado diferente y nuevo. Estas referencias a la cultura gitana, a un clima andaluz de tablao están muy marcadas en El Mal Querer, toda una oda al concepto de amor clásico y tradicional en el que a veces se oculta una historia de amor y maltrato.

En su tercer disco, 'Motomami', Rosalía explora conceptos de la posmodernidad como son el placer sexual, el empoderamiento o el gusto por el poder y la fama. Atrás parecen quedar los giros de voz aflamencados, dando cabida a ritmos mucho más latinos como el reggaetón o merengue electrónico y a la estética japonesa armada con moños, trenzas con alguna que otra mecha de colores, faldas a tablas y camisas abotonadas con corbata, al más puro estilo manga o propia de la era de los dos mil, donde artistas como las componentes del grupo 'Tattoo' hacían apareciendo vestidas de forma semejante, estilo 'colegiala'.



Los título de sus canciones los primeros ' contaminados'

Esta claro que los títulos de sus canciones también se han visto influenciados sobremanera: 'Hentai',forma en la que se denominan los videos de contenido erótico o sensual, 'Chicken Teriyaki', un popular plato lleno de salsa y sabor, metáfora de lo que es Rosalía, 'Sakura', o lo que e lo mismo, la flor delicada y presumiblemente marchitable del cerezo que le sirve para canturrear la siguiente estrofa: "Flor de sakura / Ser una popstar nunca te dura".



La moda de Rosalía es una caótica metamorfosis entre el anime, el manga, Miami, Los Ángeles y Nueva York y así lo demuestran sus estilismos desde que diera comienzo a sus primeras apariciones públicas con la promoción de su disco.

Escucha en directo Megastar FM, la radio donde puedes escuchar los mejores temazos. Si lo deseas puedes bajarte la aplicación de Megastar FM para iOS (iPhone) y Android.

Y recuerda, en Megastar FM encontrarás todos los temazos, la última hora sobre tus artistas favoritos, las mejores historias, el entretenimiento, el mejor contenido viral y, sobre todo, aquellos sonidos que no puedes encontrar en ningún otro lado.

MegaStarFM