Un perrito recibe este emocionante homenaje y lo que sucede horas más tarde marcó a todos los que le conocían

La mascota recibió el reconocimiento de todos sus compañeros, pero lo que ocurrió poco más tarde dejó a todos impactados
Un perrito recibe este emocionante homenaje y lo que sucede horas más tarde marcó a todos los que le conocían

Tiempo de lectura: 2’

Esta es la historia de Cuba, un hermoso perro policía K9. Toda una vida junto con el Agente Keller en el Departamento de Policía en Missouri, compartiendo un trabajo arriesgado para el cual, un vínculo incondicional de confianza es fundamental. Cuba había sido entrenado como un perro de rastreo. Siempre ha conseguido hacer su trabajo de manera efectiva. Detectaba droga, localizaba sospechosos de haber cometido un homicidio...

Desafortunadamente, poco antes de su jubilación, y después de toda una vida de servicio como perro policía, a Cuba se le diagnosticó un cáncer terminal. No había mucho que hacer para por su curación. Los agentes y los empleados del Departamento de Policía de Missouri decidieron entonces organizar una última despedida para Cuba, sobre todo para agradecer y conmemorar a uno de sus colegas. Keller decidió llevarle a dar un último paseo junto a él y, después, llegaron al departamento donde muchos de sus compañeros le esperaban, antes de acudir al veterinario para aliviar su sufrimiento.

La última despedida para Cuba

La última despedida para Cuba

Es uno de nosotros. Hace el mismo trabajo que que nosotros en soledad y sin ningún tipo de reconocimiento. Es uno de nuestros hermanos, y por eso es tan difícil para nosotros perderle. Todos estamos aquí para darle nuestro apoyo", dijo el agente Sam Carpenter, quien participó en el homenaje.

Uno tras otro, los agentes quisieron darle un último saludo a Cuba y también expresar su consuelo a Zeller, que compartió muchas vivencias por motivos laborales con Cuba. Algunos de los vecinos de Zeller que conocieron a Cuba también participaron en la última despedida, para agradecerle todo el trabajo realizado.

“Amigos y colegas han venido para apoyar a Cuba mientras realizaba su último acto de coraje. Cuba ha pasado su vida sirviendo a Missouri y lo vamos a echar mucho de menos", escribió el departamento de policía en su cuenta de Twitter.


Permanecer hasta el final

Tras el último homenaje, Keller quiso llevar a Cuba al veterinario, donde el perro pasó sus últimas horas para evitar complicaciones y las consecuencias devastadoras que causaban en su cuerpo el tumor en su fase terminal que habría llevado al perro a sufrir un sufrimiento atroz antes de marcharse de esta vida. El agente optó por evitar este doloroso camino para Cuba, pese a ser una decisión difícil de tomar, ya que hasta al igual que sucede con los seres humanos, siempre existe la esperanza.

Hay muchos casos en los que militares u agentes deciden rendir homenaje a un perro policía. Perros que, incluso sacrificando su vida hasta el final, trabajan para lo que fueron entrenados. Una lealtad extraordinaria que solo nuestros compañeros de cuatro patas pueden demostrar. Desafortunadamente para Cuba, su jubilación no fue gozosa. Muchos canes, después de servir, son adoptados por sus colegas humanos con quienes mantuvieron estrechos vínculos. Es difícil para los agentes dejarlos ir. El único consuelo para Keller era permanecer a al lado de Cuba hasta el final.



Relacionados

MegaStarFM