Un “perrito” abandonado es encontrado en la calle y las pruebas de ADN hacen saltar las alarmas

La persona que lo recogió nunca habría pensado que aquel “perrito” que había encontrado solo por la calle no era en realidad un perrito
Un “perrito” abandonado es encontrado en la calle y las pruebas de ADN hacen saltar las alarmas

 

Tiempo de lectura: 2’

Un “perrito” ha hecho saltar las alarmas en Estados Unidos tras ser encontrado abandonado en la calles. El cachorro había quedado desamparado en las calles cuando de pronto fue encontrado y sometido a las correspondientes pruebas de ADN. Unos test que dejaron boquiabiertos a todos los presentes.

Era bonito día de primavera, cuando un hombre se acercó a la comisaría de policía de Bartlett, en el estado norteamericano de Illinois, agitado y con algo muy pequeño entre las manos: nuestro protagonista, el cachorro.

Según explicó el sargento Kyle Rybsaky a The Dodo, el hombre dijo haber visto a un perro “vagando por la carretera mientras conducía". Entonces, con la buena intención de salvar la vida al perrito, "lo subió al coche y se lo llevó a la policía, para que fuera trasladado a algún refugio para animales abandonados".

En el primer instante en el que vieron al pequeño cachorro, los agentes tuvieron serias dudas sobre una cuestión en concreto: aquel perrito tenía unas uñas y unas patas desproporcionadas para tratarse de un cachorro doméstico. Las dudas iniciales dieron paso a una serie de certezas que dejaron más claras las cosas a los agentes: aquel perrito no podía ser un perrito. Por eso, decidieron investigar en profundidad la procedencia de aquel curioso animal que había llegado a la comisaría de Bartlett.

 

El perrito no era un perrito

Como hemos comentado, los agentes comenzaron una intensa investigación que terminó aportando resultados sorprendentes. Los datos y las conclusiones a las que llegaron los agentes sobre el origen de este precioso cachorrito dieron un resultado increíble: el "perrito" que había llegado aquella mañana a la comisaría en manos de un amable ciudadano era en realidad un cachorro de coyote.

Nada más conocer la verdadera identidad del cachorrito, el sargento Rybsaky y sus compañeros decidieron trasladarlo al refugio animal de Willowbrook Wildife, donde personas especializadas podrán cuidar de él con las medidas adecuadas.

El ciudadano que decidió rescatar al pequeño animal realmente le salvó la vida, ya que aquel pequeño coyote era demasiado joven para sobrevivir por sí solo sin su madre. Si no hubiera sido salvado por ese héroe anónimo, habría perdido la vida. Una historia realmente increíble que nos muestra la importancia que tiene ayudar a los animales.

TE INTERESA: 

Gianmarco aclara las dudas sobre su relación con Ivana Icardi y le manda este contundente mensaje

Detienen a una persona por saltarse el confinamiento y lo que hace su perro deja a todos sin palabras

MegaStarFM