El terrible riesgo que corres al poner los pies sobre el salpicadero

Esta conducta puede acabar produciendo graves problemas, además de ser multados
El terrible riesgo que corres al poner los pies sobre el salpicadero

 

Tiempo de lectura: 2’

Lo hemos visto en más de una serie o de una película. Un personaje -habitualmente joven y despreocupado- ocupa el asiento del copiloto y adopta una postura bastante peculiar, pero que puede resultar muy peligrosa: se recuesta en el asiento y coloca las piernas encima del salpicadero.

Probablemente no va a pasarle nada más allá de coger un poco de dolor de espalda en el caso de mantenerse en esta posición durante un rato prolongado. No obstante, de tener un accidente de tráfico manteniendo esta postura, las consecuencias para la salud pueden ser mucho más graves que si se hubiese circulado estando sentado de una forma más corriente.

¿Qué consecuencias puede tener poner los pies en el salpicadero?

La Dirección General de Tráfico compartió las consecuencias de esta conducta en un tuit, que contiene una radiografía que pone la piel de gallina. Se aprecia como la articulación de la cadera está rota y el fémur se ha desplazado.

En este vídeo del RACE se puede ver lo que ocurre en caso de un accidente de tráfico con impacto frontal si el pasajero va con las piernas apoyadas en el salpicadero.

¿Me pueden multar por poner los pies en el salpicadero?

Pero esta postura que multiplica los riesgos de lesiones graves en el caso de sufrir un accidente de circulación también tiene consecuencias en forma de sanción. Esta conducta puede ser multada con 100 euros, a los que deberá hacer frente el conductor del vehículo, ya que es el responsable de su propia seguridad y de la del resto de ocupantes del vehículo. Sin embargo, si el copiloto que comete la infracción cuenta con permiso de conducir, será ella quien recibirá la sanción, ya que se considera que tiene conocimiento de la irregularidad de circular manteniendo dicha postura.

MegaStarFM