¿Podemos hacer una videollamada con nuestro perro y que nos reconozca?

Ante el confinamiento, el móvil es la solución de muchos para acortar las distancias. También con nuestras mascotas
¿Podemos hacer una videollamada con nuestro perro y que nos reconozca?

Tiempo de lectura: 2’

Estás en Madrid, pero eres de fuera de la capital, o viceversa. Seguro que esta historia le suena a más de uno. Una historia que se repite con todas las personas que pese a haber crecido en un lugar, viven en otro distinto. En estos días de confinamiento en los que no podemos salir de casa salvo en contadas ocasiones o franjas horarias, el teléfono móvil se ha convertido en un elemento indispensable para todos los que se encuentran en esa situación. Con él conseguimos acercarnos, aunque en la distancia, con nuestros familiares, amigos, compañeros de trabajo o nuestros jefes. No obstante, ¿qué ocurre con nuestras mascotas?, ¿es posible hacer una videollamada con ellos y que me reconozcan?.

Seguro que los que además de vivir fuera, tienen mascotas fuera, habéis intentado hacer una videollamada con ellos. No obstante, si no conseguís que os reconozcan, no os preocupéis. Hay estudios que apuntan a que los perros sí que pueden reconocer a otros perros a través de pantallas de ordenador, por lo que parece plausible que pueda saber que estamos ahí. Pese a todo, el tipo de perro y los factores externos que influirán en esta percepción.

Cada perro es un mundo

Hay tipologías de canes que tienen mayor predilección por el olfato que por la vista, y esto hará que la atención esté focalizada de forma diferente a la hora de enseñarle un dispositivo con imágenes en movimiento. Además de ello, cada perro puede ser un mundo y cada momento para él, también. Hay que tener en cuenta que los animales no están esperando ver algo o prestando atención a aquello que le dices, puesto que ni saben que es un móvil, una pantalla, o que te pueden ver a través de él.

El tamaño del dispositivo

Lo que sí resulta claro, es que cuanto más pequeño sea el dispositivo, más difícil será reconocer imágenes. En ese caso tenéis que ver dónde la estáis realizado. Es decir, el tamaño de la pantalla de nuestro dispositivo influirá para hacer que nuestro perro reconozca la imagen que tiene delante. La visión de los perros no es como la humana. Ellos tienen una vista más periférica que les permite conocer mejor la foto fija de un lugar de forma panorámica, pero les cuesta más focalizarla en elementos más pequeños que tienen, como un teléfono móvil.

La voz, elemento clave

La voz también es clave. Nuestra voz, no obstante, no suena igual por teléfono que en vivo. Nosotros mismos nos damos cuenta. Probad a hacer una videollamada por diferentes servicios de mensajería instantánea. Veréis que el tono cambia. Ello es debido a que al igual que la imagen, la voz también es comprimida cuando estamos haciendo una videollamada a través de nuestro dispositivo. Aquí, cada perro también tendrá un nivel de sensibilidad distinto. Habrá muchos que reconocerán nuestra voz, y otros que les costará más.

Un todo, por partes

Hay que tener en cuenta que cuantos más factores sumemos a favor en la conferencia con nuestra mascota, más posibilidades tendremos que sepa que estamos ahí. Cabe señalar que no tendremos el olor como elemento también identificador que tiene registrado nuestro can. Un recurso con el que sabe que estamos cerca sin vernos ni oírnos. Pero no os preocupéis. Intentad poner la llamada en una gran pantalla con el mejor sonido posible. De esa manera, puede que así sí, vuestro perro sepa que, aunque en la distancia, estáis ahí.

MegaStarFM