Las cuatro claves que debes conocer si duermes con tu mascota

Analizamos los pros y los contras de dormir con tu fiel compañero. ¿Es recomendable? ¿Saludable?
Las cuatro claves que debes conocer si duermes con tu mascota

Tiempo de lectura: 3’

Más de uno se lleva las manos a la cabeza cuando escucha a algún amigo o conocido decir que duerme con su perro o con su gato. Y es que hay muchas personas a las que les encanta dormir bien acurrucados y calentitos con sus mascotas, son un miembro más de la familia. Les dan igual los lametones, los pelos, las patadas o el poco espacio para descansar. Son incapaces de decir que no cuando el animalito en cuestión mira con ojos tristes como pidiendo permiso para subir a la cama, o simplemente bajarles cuando ya se han hecho amos y señores del sitio de descanso de sus dueños.

Según las cifras del Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, el 56% de las personas permite que su mascota duerma en la habitación, mientras que el 50% deja que los perros se suban a la cama. En el Reino Unido el 16% de las mascotas duermen en el dormitorio y un 14% lo hace en las camas de sus propietarios. Mientras que en Holanda el 42% de los perros también puede subirse a las camas de sus dueños.

Para gustos los colores, más allá de preferencias a la hora de dormir con nuestros fieles compañeros, vamos a explicar si entraña algún riesgo para nuestra salud o repercute en la calidad de nuestro sueño. Explicamos algunos de sus pros y sus contras:

1. Aporta seguridad

Según un estudio publicado en la revista Multidisciplinary Journal of The Interactions of People & Animals en 2014 el contacto con nuestra mascota a la hora de dormir aporta seguridad personal y “bienestar emocional”. A esto se suma que funciona como una bolsa de agua caliente o manta eléctrica, dando el calor necesario para conciliar el sueño (en invierno).

El Northshore Sleep Medicine de Chicago (EE.UU.) señala que hay personas que se sienten más seguras y calmadas cuando su mascota duerme con ellas.

Las cuatro claves que debes conocer si duermes con tu mascota

2. Calidad del sueño

¿Altera los ritmos del sueño dormir con animales? Aquí lo expertos, veterinarios y médicos, tienen posiciones encontradas, para unos no influye para nada en la calidad del sueño, pero otros especialistas no opinan lo mismo. Según las conclusiones de una encuesta del Centro de Trastornos del Sueño de la Clínica Mayo, de 152 pacientes que fueron analizados junto a sus mascotas, la mitad afirmó que se despertaban por la noche. El 21% de los propietarios con canes se quejó de sus ronquidos.

Para algunos médicos ni siquiera importa el lugar, es decir tanto si está en la cama, como a la entrada de la habitación, dormir con un animal en el mismo espacio siempre afectará el patrón de sueño de su dueño.

3. ¿Mejor dormir con un gato o con un perro?

A la hora de dormir en la misma cama, los felinos son mejores compañeros ya que son más higiénicos. Los gatos salen menos a la calle, se hacen lavados ellos mismos y no tienen tantos agentes bacterianos.

Independientemente de que sea gato o perro, especial cuidado deben tener las personas con algún tipo de alergia, enfermedad dermatológica o asma, ya que puede empeorar su dolencia. En cualquier caso, los animales nunca deberían dormir dentro de las sábanas.

Las cuatro claves que debes conocer si duermes con tu mascota

4. Problemas de higiene

Este es el primer argumento que utilizan aquellos que están en contra de esta práctica, ya que cualquier animal tiene parásitos o enfermedades propias que pueden transmitir a los humanos.

Entre ellas se incluyen las infecciones provocadas por bacterias, por parásitos, -como las garrapatas o pulgas- o enfermedades como la rabia. Por eso es muy importante que las mascotas estén limpias, pasen sus revisiones veterinarias y tengan sus vacunas al día.

Hay comportamientos mucho más aceptados como tocar al animal y no lavarse las manos o dejarse lamer por él que pueden aumentar el riesgo de contagio de enfermedades más que compartir cama, según un estudio de la Universidad de Kansas (EEUU) publicado en American Journal of Veterinary Research.

TE PUEDE INTERESAR:

¿Cómo se aplica de forma correcta una pipeta a tu mascota?

Los secretos para mantenerte ocupado con tu mascota

MegaStarFM