Así fue la impecable actuación de Ana Mena en la final del Festival de Sanremo con la que ha cumplido un sueño

La joven malagueña brilló y disfrutó sobre uno de los escenarios míticos de la música europea y ya forma parte de su historia
Ana Mena brilla en la final del Festival de Sanremo con 'Duocemila ore'
Redes

Tiempo de lectura: 2’

Anoche no era un día más para Ana Mena. La cantante malagueña sabía que sus opciones para acompañar a Chanel en Eurovisión, pero bajo la bandera de Italia, eran remotas. Puede que inexistetes. Pero su valentía por hacer frente a este reto que se le presentaba como la consecución de un sueño, está fuera de toda duda. Como también que firmó la mejor de su actuaciones sobre un escenario mítico como lo es ese Festival de Sanremo que elegía al representante para esa edición que se celebrará en su país, en Turín, gracias a la victoria en el certamen hace un año de Maneskin.

Con ese mismo vestido rojo que ya nos había enseñado el pasado martes, cuando se puso ante le público por primera vez, 'Duocemila ore', esa canción que esconde detrás un mensaje de una relación sentimental rota contada en primera persona, sonó con esa mezcla de dulzura y fortaleza a la que nos tiene acostumbrados una joven que ha sabido irse moldeando desde que diera sus primeros pasos en la industria musical. Una actuación que, como te contamos aquí, se pudo seguir en directo por RTVE Play, gracias a ese programa especial que realizaron y en el que estuvieron rostros de esos que vimos en el Benidorm Festa una semana atrás.




Ana bajaba con maestría las escaleras de ese mítico Teatro Ariston y agarraba el micrófono para poner de manifiesto, más allá de nuestras fornteras, que no solo es el presente de nuestra música, sino que tiene mucho recorrido por delante para ser el futuro. El más cercano y, también, a largo plazo. Ha demostrado, de manera sobrada, todo el recorrido que tiene por delante. Mena hizo la mejor de todas sus actuaciones en Sanremo. Disfrutaba. Sonreía y se palpaba cómo estaba cómoda, sin los nervios lógicos que pudiera haber tenido en su debut en un escenario que impone.

Es más, se atrevió a animar al público a que se lanzara a dar unas palmas y les dedicó un "'¡viva Italia!" que no hizo sino aumentar los decibelios de esos vítores hacia ella. Su puesta en escena terminaba con ella colocándose al borde del escenario, entre las dos orquestas que la acompañaban. Había cumplido con creces el objetivo principal: sentirse libre y paladear un momento agradable que se queda en su corazón y en su memoria para siempre. Y los nuestros, porque el sentimiento de orgullo por ella, es claro.

Primeras palabras tras actuar

Pocos minutos después, en el 'backstage', se recogían sus primeras palabras ya con la satisfacción del trabajo bien hecho: "Está siendo una experiencia bellísima, mágica, se respira un ambiente precioso...". Unas declaraciones que acompañaban al escueto mensaje que había colocado en las redes sociales, poco antes, invitando a la gente a que estuviera a su lado y, mediante su teléfono, se lo demostrata votando por su actuación: "Llegamos a la final, el tiempo pasó volando y fue una aventura única. ¡Para esta última actuación daré el 100%, pero sobre todo me divertiré al máximo!". Cumplió su palabra.




También te puede interesar...

El éxito de Ana Mena: De ganar el festival de Teresa Rabal a representar a Italia en Eurovisión

Ana Mena desvela el significado de "Duocentomila ore", la canción que ha defendido en Sanremo 2022

MegaStarFM